5 beneficios del yeso agrícola

El yeso agrícola es una fuente importante de calcio y azufre para los cultivos. No sólo es fácil de absorber por las plantas, sino que tambien ayuda a mejorar la calidad del suelo. A continuación les presento cinco beneficios esenciales del yeso.

1 Aporta calcio y azufre para la nutrición vegetal.
“Las plantas están sufriendo cada vez más deficiencias de azufre (S) y el suelo no está suministrándoles suficiente azufre,” afirma Warren Dick, Edafólogo y Profesor de la Escuela de Medio Ambiente y Recursos Naturales, (School of Environment and Natural Resources – SENR) de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos). “El yeso es una fuente excelente de azufre que sirve para nutrir las plantas y mejorar el rendimiento de la cosecha.”

Por otro lado, es imprescindible contar con calcio (Ca) para que la mayoría de nutrientes puedan ser absorbidos por las raíces del cultivo. “Si no hay suficiente calcio, no funcionan los mecanismos de absorción,” menciona Dick. “El calcio ayuda a estimular el crecimiento radicular.”

2 Regula los suelos ácidos y sirve para tratar la toxicidad por aluminio.
Una de las grandes ventajas del yeso es su capacidad de reducir la toxicidad del aluminio, la cual acompaña con frecuencia la acidez del suelo, y en especial la de los subsuelos. Según Dick, el yeso puede mejorar algunos suelos ácidos incluso más que la cal, propiciando raíces más profundas que aportan grandes beneficios a los cultivos: “El yeso aplicado a la superficie se lixivia hacia el subsuelo y aumenta el crecimiento radicular.”

3 Mejora la estructura del suelo.
“Para desarrollar una estructura de suelo favorable al crecimiento radicular y al movimiento de aire y agua se requiere contar con floculación, o formación de agregados,” asegura Jerry Bigham, Profesor Emérito de la SENR. “La dispersión de arcilla y el colapso de la estructura en la interfase suelo-aire son algunos de los principales factores que producen formación de corteza sobre el suelo,” agrega. “El yeso se ha utilizado durante muchos años para mejorar la formación de agregados e inhibir la dispersión en suelos sódicos.”

El calcio soluble mejora la formación de agregados en el suelo y la porosidad, contribuyendo a aumentar la infiltración del agua. “Es importante manejar la cantidad de calcio que tiene el suelo,” dice. “Diría que es tan importante como manejar NPK.”

yesoEn los suelos que tienen relaciones calcio-magnesio desfavorables, el yeso puede mejorar la relación, afirma Bigham. “El añadir calcio soluble puede superar los efectos de dispersión de los iones de magnesio y sodio, además de promover la floculación y el desarrollo de estructura en suelos dispersos.”

4 Favorece la infiltración de agua.
El yeso también aumenta la capacidad de drenado del suelo, evitando que éste quede anegado debido a una combinación de alto contenido de sodio, arcilla expandible y exceso de agua. De acuerdo a Dick, “aplicamos yeso al suelo para permitir que el agua penetre y el cultivo se desarrolle bien,” agrega.
Es de suma importancia aumentar la eficiencia de los cultivos para aprovechar el agua durante una sequía, comenta Allen Torbert, Investigador en Jefe del Laboratorio Nacional de Dinámica de Suelos (National Soil Dynamics Lab) de la division de investigacion del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA/ARS) de Auburn, Alabama.

“La clave para ayudar a que sobrevivan los cultivos en una sequía, es capturar todo el agua posible cuando llueve. “Una buena estructura del suelo permite que se den todos los beneficios posibles de las relaciones agua-suelo, y el yeso ayuda a generar y producir buenas propiedades en esa estructura.”

5 Ayuda a reducir los escurrimientos y la erosión.
La agricultura es considerada una de las actividades que más contribuyen a la calidad del agua, siendo los escurrimientos de fósforo (P) la preocupación más importante. Los expertos explican la forma en la que el yeso ayuda a mantener el fósforo y otros nutrientes dentro de los campos de cultivo. “El yeso debe ser considerado dentro de las Mejores Prácticas de Manejo para reducir las pérdidas de P soluble,” opina Torbert, basándose en estudios sobre la forma en la que el yeso interactúa con el fósforo.

Por su parte Darrell Norton, edafólogo jubilado del Laboratorio Nacional de Investigación sobre Erosión de Suelos (National Soil Erosion Research Laboratory) de USDA/ARS, que trabaja en la Universidad Purdue, asegura que “usar yeso para enmendar el suelo es la forma más económica de controlar la contaminación dispersa ocasionada por los escurrimientos de fósforo.”